Métodos de medición.

Tipos de localización de averías en cables.

Trazado

Para poder localizar averías de los cables y sistemas de líneas subterráneos es imprescindible conocer su ubicación.

 

Los procedimientos magnéticos de audiofrecuencia permiten averiguar la situación y profundidad del cable mediante el método de mínimo o máximo.

 

El lugar exacto de un empalme se puede averiguar mediante el método de torsión.

 

Productos:

  

 

Localización de averías en cubiertas de cables

Normalmente, la cubierta del cable está aislada con un plástico de PVC o PE que impide la penetración en el aislamiento. Para detectar a tiempo posibles defectos, se comprueba el aislamiento de la cubierta mediante fuentes de tensión continua y se localizan los daños en dicha cubierta mediante señales de impulso de CC.

 

Productos:

 

 

Identificación de cables

Para cortar un cable de forma segura, antes es preciso identificarlo correctamente. APT (siglas en inglés de Amplitud – Fase – Tiempo) es un método asistido por ordenador desarrollado por BAUR que permite diferenciar un conductor de otros con la
máxima seguridad.

 

Productos:

 

 

Localización por el método de torsión

La localización por el método de torsión patentado por BAUR se utiliza en las instalaciones de cables de señales y multifase. Donde la localización acústica clásica fracasa ante un cortocircuito total o ante la necesidad de localizar un empalme, el método de torsión con audiofrecuencias ofrece una solución sencilla.

 

Productos:

 

 

Método de caída de tensión

Los procedimientos voltimétricos permiten localizar averías en las cubiertas y determinar, mediante una caída de tensión, los lugares en los que han sufrido averías los cables de iluminación o las instalaciones de baja tensión.

 

Productos:

 

 

Localización acústica de averías

El procedimiento acústico se utiliza para obtener una localización final exacta de la avería del cable. Como ayuda en las aplicaciones de campo, el receptor permite al usuario seleccionar distintos filtros y procedimientos de medición del tiempo de propagación y de ese modo localizar con precisión y fiabilidad el punto de la avería aunque las características del suelo sean desfavorables.

 

Productos:

 

 

Método de decaimiento y método de decaimiento diferencial

El método de decaimiento permite prelocalizar averías en cables utilizando una tensión de cebado elevada (> 32 kV). Consiste en aplicar a la avería de alta impedancia una fuente de alta tensión VLF o CC y utilizar la onda progresiva registrada en el ecómetro para medir la distancia a la que se encuentra dicha avería.

 

Productos:

 

Método diferencial de impulsos de corriente ICM-DIF

Midiendo simultáneamente dos conductores del cable mediante el procedimiento diferencial, se puede averiguar la distancia a la que se encuentra la avería del cable incluso si se trata de una avería difícil de localizar. Este método de medición se utiliza con los cables especialmente largos, por ejemplo >10 km, con las redes ramificadas en T y con las líneas aéreas.

 

Productos:

 

 

Método de impulsos de corriente ICM

ICM es el método clásico para localizar averías de alta impedancia en los cables, sobre todo en los cables largos.
Un generador de tensión de choque de hasta 32 kV se conecta a un ecómetro a través de un transformador de corriente. La ruptura dieléctrica en la avería genera impulsos de corriente que el ecómetro registra.

 

Productos:

 

 

Método de impulso secundario SIM, método de impulso múltiple MIM

El SIM/MIM es el método de medición más moderno y eficiente para prelocalizar averías en cables.  Las ventajas principales de este método de medición son su facilidad de manejo, su universalidad de aplicación y la facilidad
con que permite interpretar los ecogramas. Un impulso de tensión de choque provoca el encendido de la avería de alta impedancia y el ecómetro IRG mide varias veces, dentro de una única descarga, la distancia a la que se encuentra dicha avería, guardándola automáticamente y mostrándola en la pantalla. La evaluación de la distancia a la que se encuentra la avería se realiza de forma totalmente automática.

 

Productos:

 

 

Técnica de quemado

Las averías de alta impedancia de los cables son tratadas con potentes quemadores de alta tensión. Al aplicar el quemador, el punto de la avería pasa a ser de baja impedancia y puede por tanto ser medido fácilmente según el método TDR. Este procedimiento se utiliza con los cables clásicos provistos de una cubierta de papel y plomo.

 

Productos:

 

 

Medición mediante reflexión de impulsos (TDR)

El método de medición TDR es el más conocido y utilizado para averiguar la longitud total del cable y la distancia a la que se encuentran las averías y las roturas en el cable.

 

Productos: